Iago Aspas: "Cuando era un niño, yo soñaba ser Mostovoi"

  • 10 enero 2018


¿Le supo a poco el punto contra el Real Madrid?

Sí, sobre todo por las sensaciones que teníamos dentro del campo. A veces escuchas a la gente que no le da importancia, pero hemos sacado dos empates contra los dos mejores equipos del mundo.

Y eso que falló su primer penalti. ¿Vio cómo se adelantó Keylor Navas?

Me queda el sabor amargo porque estoy seguro de que si lo hubiera metido, hubiéramos ganado el partido, pero algún día tenía que fallar. Vi después la repetición y fotos que te pasan los amigos cómo fue, a veces es difícil que el colegiado lo vea, el que tendría que haberlo visto es el línea. A lo mejor tenía que haber cambiado el tiro, pero en el momento vas al sitio de seguridad. Él se adelantó un poco, se la jugó ahí e hizo una buena parada.

Y ahora otra vez el Barça…

Intentaremos robarles la pelota, como hicimos en casa, pero ellos juegan en su estadio y será diferente. Tendremos que replegarnos para coger alguna contra. La Copa es una competición buena para nosotros e intentaremos culminar ese último paso. Ahora nos toca el hueso, porque el Barcelona está muy bien en LaLiga, pero ya les hemos hecho frente en dos partidos y por qué no una tercera.

¿Usted va fijándose en todos los récords que va batiendo y en los que tiene al alcance de la mano? Ya es el quinto máximo goleador del Celta en Primera y el sexto histórico.

No, siempre te lo comenta algún amigo o sale alguna noticia. Yo intento ir paso a paso, mejorando mis números temporada tras temporada, sabiendo la dificultad que hay porque la temporada pasada me puse el techo muy alto.

Necesita sesenta goles para ser el mejor artillero celeste. ¿Se ve capaz de lograrlo?

Bueno, está muy difícil, y sesenta goles hoy en día no es tan fácil como antes, que los partidos eran más abiertos, pero con las temporadas que me faltan de contrato, igual sí…

El debate ya está en la calle. ¿Quién es mejor, Aspas o Mostovoi?

Es difícil compararse uno mismo, eso queda para la gente. Lo que tengo claro es que yo disfruté muchísimo con Mostovoi. Él fue el ídolo de nuestra generación. Yo trataré de ponerme a su altura. Cuando era un niño, siempre soñaba con ser Mostovoi.

Los futbolistas son un referente para los niños. ¿En el campo da tiempo a pensar en eso a la hora de actuar?

A veces es muy difícil. Intentas dar ejemplo, sabiendo que estás a 200 pulsaciones y es difícil retenerse. A veces tengo ese pronto y luego me veo en la tele y no me reconozco. Tengo ese gen ganador que para lo bueno es muy bueno y para lo malo es muy malo.

En juveniles se fue cedido al Rápido de Bouzas. Cuénteme como fue aquella historia.

Empecé entrenando con el Juvenil de División de Honor del Celta, en las dos primeras jornadas me mandaron al Juvenil de Liga Nacional, donde ya había jugado la temporada anterior. Viendo que no iba a tener muchos minutos, bajé con mi padre al campo Baltasar Pujales, hablé con el entrenador de entonces, que era Curiel, y le dije si me daba la oportunidad de entrenar con ellos un par de días y así fichar si lo hacía bien. Me dieron la oportunidad, hablé con el Celta y al final salió todo bien.

¿En aquel momento pensó que no iba a llegar tan alto?

Ahora es fácil decirlo, pero siempre confié en mis posibilidades. Creía que con 17 años lo mejor era disfrutar jugando.

Escudo/Bandera Celta

LaLiga Santander

*Datos actualizados a fecha 10 de enero de 2018



Source link